Solo 3 de cada 10 empresas aplican estrategias de diversidad en IA para selección de personal

Solo 3 de cada 10 empresas aplican estrategias de diversidad en IA para selección de personal - Vida Digital con Alex Neuman

Cerca del 98 % de las empresas de Fortune 500 están confiando en este tipo de tecnología para acelerar su proceso de contratación

  • 47% de las empresas ya cuenta con algún tipo de tecnología que les ayude a reducir los sesgos inconscientes en los procesos de selección.
  • Queda claro que el uso de esta tecnología es todo un reto que se debe asumir con responsabilidad pues no elimina la intervención humana.

Es fundamenta animar a las empresas a que se apoyen en estrategias de diversidad en sus procesos de selección a través de la inteligencia artificial, pues solo 3 de cada 10 compañías tienen establecida esta estrategia en sus procesos de reclutamiento lo que les permite fijar objetivos de diversidad. Así lo señala The Work Book, un ebook elaborado por Michael Page en alianza con Great Place to Work ®.

“La inteligencia artificial está revolucionando los procesos de selección, impactando el alcance de las áreas de recursos humanos y sus tiempos de respuesta. Uno de los aspectos más relevantes es la posibilidad de analizar un gran volumen de hojas de vida, encontrando coincidencias entre las habilidades blandas y técnicas requeridas por la posición y descritas en el currículum. De esta manera, logra que la primera fase de preselección sea más acertada, rápida y sin sesgos”, indicó Maria Gabriela Fabrega, Manager de Michael Page Panamá y Centroamérica.

Indicó que de esta manera los equipos de reclutamiento pueden tener candidatos más calificados y verificar aspectos relevantes como el match cultural del perfil y la organización, el dominio de una segunda lengua y las habilidades blandas.

Fabrega precisó que la integración de la inteligencia artificial mejora la experiencia de los candidatos durante el proceso de selección ya que los chatbots pueden interactuar con los candidatos en línea para responder preguntas frecuentes, proporcionar actualizaciones sobre el estado de su solicitud y brindar información sobre la cultura y los valores de la empresa; “Esto ayuda a que los candidatos puedan sentirse más informados y comprometidos durante el proceso de selección”, añadió.

The Work Book destacó que cerca del 98% de las empresas de Fortune 500 están confiando en esta tecnología para acelerar sus procesos de contratación. El ebook cita también un estudio de iCIMS, una empresa de software de reclutamiento y recursos humanos basada en la nube. La investigación señala que el 47% de las empresas ya cuenta con algún tipo de tecnología que les ayuda a reducir los sesgos inconscientes en los procesos de selección. Y del 53% restante, un tercio tiene planes para hacerlo.

La IA no es perfecta

Sin embargo, queda claro que el uso de esta tecnología es todo un reto que se debe asumir con responsabilidad pues no elimina la intervención humana, solo buscar facilitar la llegada a más candidatos y que los filtros de las primeras etapas ocurran en un menor tiempo.

The Work Book indica que es importante tener en cuenta tres aspectos para mantener esta herramienta en su lugar correcto. En primer lugar es importante entender que la IA no está estandarizada. Es decir, no existe una definición universalmente aceptada sobre cómo se mide su impacto. Esto puede llevar a diferentes evaluadores utilizando diferentes criterios y metodologías, lo que dificulta la comparación y la evaluación objetiva de los candidatos.

“En segundo lugar existe un riesgo de sobrevaloración. Si se valora demasiado la inteligencia artificial en los procesos de selección, esto podría llevar a la contratación de candidatos con habilidades técnicas fuertes pero que carecen de habilidades blandas fundamentales para el desarrollo de las funciones del cargo”, se indica en la última edición de The Work Book.

Adicional, es importante tomar en cuenta que, aunque la inteligencia artificial ha demostrado ser útil en muchos entornos laborales, no siempre se ha demostrado que sea un predictor válido del éxito en el trabajo. “Algunos estudios sugieren que la inteligencia artificial tiene una validez predictiva limitada en términos de su capacidad para predecir el rendimiento laboral”, apuntó Fabrega.