Lucid Brake Light

Cada día más personas optan por utilizar la bicicleta como medio de transporte. No solo es una opción sana, sino que también tiene múltiples ventajas en cuanto a la salud y el medio ambiente. Sin embargo, la seguridad es una de las más importantes consideraciones a la hora de utilizar la bicicleta en las calles de la ciudad.

Para esto se creó recientemente un nuevo dispositivo llamado “Lucid Brake Light” – una luz de freno fácilmente montable y desmontable que puede llevarse en el casco, sobre la mochila o directamente sobre el vehículo.

Detecta automáticamente el movimiento del ciclista cuando acelera y desacelera en tres dimensiones, filtrando a su vez las variaciones que pueden darse por resaltos en el camino, subir cuestas muy empinadas de modo que sus indicaciones sean más confiables.

Sus luces LED pueden ser vistas a casi 800 metros de distancia de noche, y 400 metros de día, para poder indicar fácilmente a otros vehículos y peatones cuando un ciclista baja la velocidad o se detiene. Se puede utilizar también en cualquier otro tipo de vehículo, incluyendo jet ski, patinetas, y sillas de ruedas – llegando a funcionar incluso debajo del agua gracias a su estructura sellada. Usa dos baterías triple A para funcionar durante un año y economiza energía ya que se apaga solo después de 2 minutos de estar quieto. También puede ser utilizado como indicador de parada en bultos que sobresalen del automóvil, reemplazando al tradicional trapo rojo que se acostumbra usar en nuestro país.

Su costo es de alrededor de $80 y se puede comprar en linea en https://lucidbrake.com.